Educación: Tecnología vs. Historia?

wikiDesde Inglaterra se propone resignar un poco de tiempo en el estudio de la historia para dedicar más a la tecnología, la idea es brindar herramientas de investigación con el fin de aprender historia y otras asignaturas, pero haciendo que el estudiante “investigue” por sí mismo. La propuesta parece alocada y controvertida a primeras, pero si la analizamos más profundamente, tiene sentido.

¿En qué se basa esta idea?

El crecimiento de las redes sociales y la evolución de los sitios 2.0 como Wikipedia, Google, YouTube, y muchos otros, permite un dinamismo en el desarrollo y actualización de los contenidos que obviamente no se puede lograr con los textos escritos, y sin prescindir de ellos, este tipo de herramientas que aparecen como un simple complemento, hoy compiten como una de las mejores alternativas, si de recursos de enseñanza hablamos.

¿Ventajas?

Son muchas… seguramente habrá puntos en contra, pero en una primera evaluación podemos citar los siguientes:

Enriquecimiento y ampliación constante de la información
Contendido y acceso gratuitos
Distintos puntos de vista para una misma información

Para todos aquellos que todavía no están familiarizados con este tipo de tecnología o filosofía, me refiero a los sitios 2.0, que seguramente se preguntan ¿Quiénes son los que proveen la información y los contenidos? O si comparamos esto con los textos en papel, ¿Quiénes son los autores? La respuesta es sencilla: Todos. Ése es espíritu 2.0, las redes sociales, la cooperación, la construcción de los contenidos desde el “client side” es decir, todos participan, predomina la inteligencia colectiva, no la individual.

La vida real y la académica

Con el inicio de la era de la información, y sobre todo en estos últimos 10 años en los que las carreras de grado tienen dificultades en reciclar sus contenidos a la velocidad de las innovaciones tecnológicas, éste método de estudio e investigación promete reducir la brecha entre la “vida real” y la académica.

El mercado tecnológico es el termómetro que demuestra que la velocidad de avance de la tecnología, requiere de conocimientos que se van transformado casi en tiempo real. Hoy, las exigencias sobre los nuevos profesionales, casi nunca “académicos”, exige el conocimiento de tecnologías que hace 5 años no existían. En la carrera de la información ya no hay tiempo para los libros, todo esta disperso en la web, el que lo encuentra primero… gana.

2 comentarios en “Educación: Tecnología vs. Historia?”

  1. Me parece casi una locura como docente de historia, no se será que todavía no lo entiendo, como van a tratar de cambiar el tiempo que pasa el alumno frente al profesor por lo que puede haber en una biblioteca virtual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *