El político y la “exposición” en las redes sociales

A menudo recibo preguntas sobre si es de provecho para un político estar en las redes sociales, y ante mi afirmación la pregunta es: ¿Facebook o Twitter?. Aunque hay muchas otras, no menos importantes y sin insinuar que una es mejor que la otra, creo que la elección y el grado de atención que se les debería dar, depende de varios factores, algunos de los cuales analizaremos en este post.

La primera pregunta es existencial: Estar o no estar (esa es la cuestión). La respuesta rápida es sí, hay que estar. No hay que tener temor de exponerse, los que estamos en política tal vez más que nadie sabemos sobre la responsabilidad que esto implica. Si bien hay personas que optan por mantener un perfil bajo, de poca exposición mediática, difícilmente podamos crecer o lograr algo (hablando en términos estrictamente políticos) si no nos damos a conocer. Las redes sociales, en distintas escalas y con diferentes características son una herramienta fundamental para interactuar y comunicar, que no debemos dejar de aprovechar.

Recomiendo leer el estudio realizado por www.eamericas.org en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sobre el uso de redes sociales por parte de los legisladores. Por el momento son muy pocos los políticos que usan este tipo de herramientas y de ellos, solo algunos lo hacen de forma provechosa.

¿Por qué es importante estar y participar?

Ante el crecimiento de la filosofía participativa que propone la web 2.0 y su gran aceptación en la red, queda más que claro que la colaboración ha superado a la competencia. Los “llaneros solitarios” en la comunidad, no tienen grandes posibilidades de avanzar.

Los temores a la exposición pueden ser muchos y con algunos fundamentos, ya que que los gestores de redes “generan archivo” y lo que se dice, no se puede borrar tan fácilmente, lo cual puede ser visto como un condicionamiento, pero para los que mantienen coherencia en sus declaraciones, es un aspecto más que positivo. En determinado tema, al cabo de un tiempo puedes decir: “lo dije hace hace 2 años, pueden ver el post en mi blog”, es como guardar un recorte de diario.

Algunas de las ventajas de participar en las redes son:

– Estar en relación permanente con comunicadores y personas que pueden resultar generadores de opinión y propagadores de una gestión política.

– Las redes de microblogging como Twitter, ofrecen la posibilidad comunicar y de debatir “directamente” con seguidores, periodistas, “sin filtros” y sin tener que asistir personalmente a programas o entrevistas.

– Permite generar un archivo de las conversaciones y debates con el que se puede demostrar credibilidad (o no) en el tiempo.

– Contribuye a mejorar los vínculos con los seguidores o amigos, realizando intercambio de ideas, escuchando opiniones y sugerencias.

– Obtener en minutos la opinión (feedback) de un determinado proyecto.

– Tal vez uno de los puntos más atractivos para un político es que si se trabaja para lograr una participación responsable, se puede captar la atención de los medios y obtener un importante posicionamiento mediático, sin grandes inversiones

Estar y participar en una red social como Twitter por ejemplo, implica esfuerzo personal, es necesario dedicarle tiempo y crearse el habito de comunicar permanentemente. Hay casos como el del Jefe de Gabinete de Ministros Anibal Fernandez que a pesar de una agenda muy nutrida puede tomarse el tiempo (basta con algunos minutos al día) para estar en contacto con sus seguidores. No es recomendable la intervención de escribas para llevar un perfil personal.

¿Facebook o Twitter?

Para comenzar creo que es importante estar en las dos, sólo que el tratamiento y grado de atención y dedicación puede ser distinto, dependiendo de los objetivos propuestos.

Para explicarlo de una forma bien sencilla (seguramente habrán muchos que no estén de acuerdo) creo que, en términos comunes, Facebook representa “la plaza o la calle” mientras que Twitter “el café”. Sin intentar calificar a los usuarios de las distintas redes, en realidad es una forma de comprender y enfrentar el tratamiento y grado de atención que se les debería dar.

Este ejemplo, de la plaza, la calle y el café no implica que los usuarios sean de distinta categoría, sino que en Facebook, “la onda” permite generar amigos con menor esfuerzo que en Twitter, que presenta un formato de interacción “asimétrico” es decir puedes seguir a alguien sin que necesariamente te siga y al revés.

¿Por cuál comenzar?

No hay una regla para sugerir que convenga iniciarse por una en particular, sin embargo por la dinámica de Twitter que al principio puede llegar a desilusionar a mas de uno, si no se está seguro y se cuenta con el tiempo y la disciplina de permanecer activo, recomendaría comenzar lentamente con Facebook. Si lo que se pretende es causar un impacto un tanto más explosivo, una buena estrategia con Twitter, Facebook, y la guía de un Social Media puede llegar a brindar excelentes resultados.

Al poner énfasis en Facebook y Twitter no estoy sugiriendo que no se deban tener en cuenta las demás, LinkedIn, Sonico, Digg y más de una decena de redes tienen sus cualidades y pueden resultar más que interesantes en lo empresarial, familiar y entretenimiento.

¿Temor a los comentarios negativos?

Toda exposición pública supone los riesgos de recibir comentarios desagradables, pero para no desanimarnos, debemos evaluar las fuentes. Puede tratarse de “trolls”, que existen solo para este tipo de prácticas lamentables, en ese caso no recomiendo responder, pero pueden haber personas que no hayan entendido nuestro mensaje o se sientan realmente defraudadas. En ese caso, preguntar si hubieron malos entendidos, si tal vez la información no fue lo suficientemente clara o directamente reconocer un error puede llegar a revertir la situación y muchas veces hasta crear nuevos vínculos, la sinceridad siempre cae bien.

Encontré un excelente post con una “Guía para enfrentar los comentarios negativos en las Redes Sociales” de Rosaura Ochoa que explica cómo enfrentar este tipo de situaciones

A tener en cuenta

Es recomendable contar con un teléfono celular que permita estar “conectado” permanentemente, para ser usado en momentos en los que no se cuenta con una notebook o PC. Entre los más amigables para redes como Twitter y Facebook, se encuentran los Blackberry, iPhone, y todos los que tengan sistemas operativos que permitan tener instalado algún tipo de gestor de redes sociales.

Luego de unas cuantas experiencias positivas se irá perdiendo el miedo a la “exposición”. Si mantenemos transparencia en nuestros posts, twits y mensajes, nuestra comunidad se irá enriqueciendo y consolidando.

7 comentarios en “El político y la “exposición” en las redes sociales”

  1. creo que tenemos en nuestras manos unas herramientas maravillosas-de o por mi parte blog, Facebook y Twitter y eso nos hace militar con nuestras ideas en espacios de mucha expansión. Me parece bien que los políticos expongan sus ideas a través de estos medios y acepten las críticas-favorables o no-para que haya un debate que siempre enriquece.

    saludos Gustavo y buen fin de semana!

    Adal

    soyunaespeciedehippieviejo.blogspot.com

  2. Gus, esta claro, me gusta, pero no hablás de LinkedIn y a pesar de que no la conozco me comentaron que es importante estar, recomendaciones?

    1. Ariel, gracias por tu comentario, como escribo en el post, hay varios gestores de redes sociales de los cuales LinkedIn es otro de los más importantes, sobre todo en el ámbito empresarial, profesional y de búsqueda de oportunidades laborales, como opinión personal creo que a nivel político se puede comenzar con FB y TW, luego se puede incursionar en distintas redes y recursos como YouTube (muy usado por Obama, Aníbal Fernández, y otros). Saludos

  3. Está bueno el artículo. Pienso que hay que estar,es una manera de mostrarnos tal cual somos y en cuanto a los comentarios negativos. Los que nos dedicamos a la política si no estamos preparados para recibirlos, es mejor retirarse.

    1. Gracias por tu comentario Wanda, creo que debemos aprovechar inteligentemente estos recursos que nos permiten dar a conocer nuestras gestiones, y sobretodo por el feedback que se logra con quienes nos siguen. Eso es participación ciudadana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *