Ojalá que no sea solo por el fútbol…

Netherlands v Argentina: Semi Final - 2014 FIFA World Cup BrazilEs imposible no emocionarse después de ver a nuestra selección, la pasión de los que los mirábamos por la tele, la fuerza y las ganas de los que jugaban en la cancha. Durante este mundial nuestra selección y algunos jugadores en particular fueron criticados y alabados según los resultados, no obstante, gracias al  esfuerzo y la humildad, nuestro equipo fue mostrando no solo clases de buen fútbol, sino un gran ejemplo de juego de equipo, de unidad, que en parte y por momentos, creo que se reflejó en todo el país. Pero sin restarle importancia -como lo dijo el Masche- “el fútbol es solo un juego”, un deporte, ni más ni menos, y para ponerlo en perspectiva, mucho menos importante que otras cosas que sí deberían ocupar mucho más nuestra atención.

Lo que pude ver es que no fue tan difícil ponernos de acuerdo, festejamos y sufrimos juntos, salimos todos a la calle, no fue imposible, lo hicimos por una camiseta, por un equipo de jugadores normales, personas con los mismos problemas y presiones que las que sufrimos todos, cada uno en su lugar.

¿Será tan difícil que aprendamos de lo que pasó, de lo que logramos?, casi ganamos, pero yo -y seguramente muchos más- nos sentimos ganadores, como si lo hubiéramos logrado, y aunque no fue, todos valoramos el esfuerzo de estos muchachos.

Si aprendiéramos a valorar un poco más lo valorable, no solo en lo deportivo sino en nuestras relaciones, a pensar bien o un poco mejor de los demás, no digo que seamos tontos, digo que rescatemos lo bueno, que toleremos un poco más las diferencias, que pongamos en valor las buenas intenciones, aunque muchas veces sea lo único que encontremos en el otro, pero si por lo menos hay eso: buenas intenciones, creo que todo lo demás es posible, habremos comenzado a transitar por un camino mejor.

Ojalá que no sea solo el fútbol lo que nos una, una vez cada 4 años… tenemos demasiadas cosas buenas los argentinos para celebrar, para apoyar, para prestarle mas atención, en vez de meterle mala onda a todo, todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *